Padre Petrucci que estás en el concierto
santificada sea tu guitarra, venga a nosotros tus acordes,
hágase tu riff así en vivo como en estudio,
danos hoy nuestro solo brutal de cada día,
perdona a los regetoneros aunque nosotros no los perdonemos,
no nos dejes caer en el encore (no tan rápido) y líbranos de toda falla de sonido…

AMEN!

 

 

Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *